Este momento musical simboliza para mí la gran intensidad de la experiencia transformadora que ha supuesto para mí el encuentro de dirección orquestal al que asistí la segunda semana de agosto en la Escuela de Dirección de Orquesta y Banda Maestro Navarro Lara. Fue maravilloso conocer en persona a compañeros que habíamos estado en contacto sólo de forma virtual y es increíble la profunda amistad que hicimos en tan sólo unos días. Aún estoy recopilando fotos, pero de momento os dejo con esta interpretación de Nimrod, de las Variaciones Enigma de Edward Elgar, con esta Orquesta Internacional de Directores de Orquesta (O.I.D.O), bajo la batuta de nuestro Maestro, Francisco Navarro Lara. Cuando supe que iba a formar parte de esta orquesta lo veía como algo que “imponía”, como decimos en España, pero ya a las alturas de esta grabación, en el concierto, me sentía totalmente “en familia” con una conexión única y especial, y me emociona cuando ahora veo a tantos amigos juntos conectados por las emociones, haciendo cada uno su parte del genial trabajo en equipo que es tocar en una orquesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s